hace unos dias por mera curiosidad me dio por quitar KDE (y respaldar mis archivos de configuracion por supuesto) e instalar gnome en mi querido ArchLinux, la experiencia no fue placentera.

Viniendo de haber sido un acerrimo ex usuario de gnome, en las epocas del set de versiones 2.x, e incluso recibir de buena gana el brinco a Gnome 3, justificando su falta de configuracion con el argumento “hey asi salio KDE 4 tambien, denle tiempo para que madure” y soportando la falta general de neuvas caracteristicas y usabilidad puedo decir ahora que realmente no solo no me gusta sino que me preocupa hacia donde va Gnome3.

Me es incomodo la aproximacion de tablet que tiene Gnome Shell 3.4, para equipos portatiles y PCs (graaaaannn mayoria de equipos con Linux de escritorio) cuya interfaz se maneja con unt eclado y un raton, y no con una pantalla tactil resulta poco intuitiva y poco cuidada. Es curiosos como quieren tener esta aproximacion a dispositivos moviles y tablets pero ironicamente no hay registro de una tablet o equipo tactil que piense manejar Gnome 3, casi se siente que estan haciendo un favor que nadie pidio.

No voy a escribir mas acercad e esto, la falta de opciones de configuracion y el hecho de que se requeran esxtensiones para tener funcionalidades basicas como apagar el equipo me resultan muy incomodos, que este sea el ultimo post dedicado a gnome hasta qeu muchas de esas “pequeñas fallas de diseño” sean corregidas o pulidas en su funcionalidad.